Embarazo Semana a Semana

Llevar el tocino a casa puede no ser una gran idea, según estrictas nuevas recomendaciones dietéticas del gobierno británico emitidas el viernes.


En las primeras directrices nuevas desde 1998, Gran Bretaña aconsejó a la gente para ayudar a prevenir el cáncer mediante la reducción de los filetes, las hamburguesas, las salchichas y otras carnes rojas. Expertos del gobierno dicen que las personas no deben comer más de 500 gramos (1 libra) de carne roja por semana, o 70 gramos (2,5 onzas) cada día, mucho menos de lo que se había recomendado anteriormente. Eso equivale a alrededor de una pequeña chuleta de cordero al día.


Los científicos creen que las personas que comen mucha carne como el cordero, carne asada y el jamón tienen un mayor riesgo de cáncer de intestino. En el 2005, un gran estudio europeo descubrió que las personas que comían alrededor de 160 gramos (5,6 onzas) de carne roja al día incrementaron su riesgo de cáncer intestinal un tercio en comparación con las personas que consumieron la menor cantidad de carne. En promedio, la gente tiene cerca de una entre 19 probabilidades de desarrollar cáncer de colon en su vida.


"Esto no significa que la gente tenga que ser vegetariana, pero si usted consume un filete todos los días, eso probablemente no ayude", dijo Ed Yong, director de información de salud y pruebas en el Cancer Research UK. En Gran Bretaña, más del 40 por ciento de los hombres comen casi tanta carne como la que está contenida en una hamburguesa de un cuarto de libra cada día.


Yong dijo que había muy pocos datos para saber lo que podría ser un nivel seguro de consumo de carne roja, pero recomendó a la gente considerar recortar sus hábitos carnívoros. "No hay garantías", dijo. "Esto se trata sólo de apilar las probabilidades en su favor."


Dame Sally Davies, directora médica interina, dijo que la carne roja era parte de una dieta saludable, pero aconsejó a las personas que comen mucha reducirla. En un comunicado, dijo que las directrices proporcionaban asesoramiento acerca de cómo prevenir el cáncer intestinal.


Los altos niveles de consumo de carne también se han relacionado con el cáncer de mama, vejiga, estómago y páncreas. Por esta razón es importante también de que las dietas para bajar de peso no contengan altos contenidos de proteínas de animales.


Los expertos sospechan que el grupo hemo, el pigmento que da a la carne roja su color, daña las células en el sistema digestivo, lo que puede conducir al cáncer. Cocinar la carne a altas temperaturas, como en una barbacoa, también pueden producir sustancias químicas cancerígenas.


Las nuevas directrices de Gran Bretaña asemejan los dictámenes remitidos por el World Cancer Research Fund hace varios años. En el 2007, la agencia aconsejó no comer demasiada carne procesada como salchichas o tocino y dijo que los niños no deben consumir estos productos. Se estima que el abandono de la carne roja podría salvar a 3.800 británicos de morir de cáncer de intestino cada año.


En 1998, los funcionarios del gobierno británico dijeron que la gente podía comer con seguridad hasta 90 gramos (3 onzas) al día y que sólo las personas que consumían más de 140 gramos (5 onzas) debían preocuparse.


Algunos expertos dijeron que recortar demasiada carne roja de la dieta sin darse cuenta puede hacer que la gente acumule kilos.


"Reducir la carne sin aumentar las proteínas por otras fuentes aumentará el problema de la obesidad", dijo Arne Astrup, profesor de nutrición de la Universidad de Copenhague. Dijo que la gente debe sustituir la carne roja con más fuentes de proteína magra como el pescado en lugar de más alimentos grasos, que tienden a rellenar más.


Los países escandinavos recomiendan que la gente coma una rebanada de carne roja del tamaño de una pequeña chuleta de cerdo todos los días —más de lo que la nueva pauta de Gran Bretaña permite.


En los EE.UU., no hay consejos específicos acerca de la carne roja, pero las pautas federales dicen que la gente puede comer casi el doble de la cantidad de proteína  —incluyendo carnes rojas y magras, pescado y huevos— recomendada por Gran Bretaña.


También es importante además de la dieta tener una buena rutina de ejercicios semanales para evitar enfermedades. No tienen que ser enfocados como ejercicios para el abdomen, pero sí aerobicos.

Agregar un comentario

Tu nombre

Tu dirección de correo (no se mostrará)

Mensaje *

Ingrese este código para prevenir el spam *

© 2017 Embarazo Semana a Semana

19936